Cambio de temporadas. Invierno/verano y viceversa

Cambio de temporadas. Invierno/verano y viceversa

 

Cambio de temporadas.

Llegó la hora de cambiar la ropa de invierno por la de verano o viceversa.

Hoy en día, se tiende a que convivan ambas temporadas juntas. Esto se debe a tantos cambios climáticos en una misma temporada. También puede ser por no contar con suficiente espacio de guardado o simplemente por comodidad.

Lo vemos en las tiendas de ropa, que prácticamente, todo el año, conviven ambas temporadas juntas.

Sin embargo, a mí, me gusta separar lo más abrigado de lo menos abrigado, dejando siempre algunas prendas comodín.

Me gusta reencontrarme con esas prendas que guardé hace 6 meses y sentir como si tuviera ropa nueva.

Por dónde empezar.

En función del espacio con que contamos determinaremos cuál es la mejor opción para almacenar.

dibujo-closet

Si se necesitan contenedores, yo sugiero las cajas plásticas gigantes o las bolsas que al quitarles el aire entra un montón. Si se puede evitar las cajas de cartón, mejor, ya que tienden a romperse y es más factible que entren polillas.

Primero la ropa, luego el calzado.

Los sacos y prendas que se limpian a seco, a la tintorería, si están limpios, se enfundan.

Las camisas y remeras, se doblan.

Los pantalones pueden ir en las mismas perchas, debajo de los sacos.

La ropa que se usó y no se lavó: se lava sí o sí. Sino, el año próximo verás las manchas que ahora no ves.

Lo que no hemos usado en toda la temporada, excepto prendas de fiesta o algo a lo que le tenemos muuucho cariño, se regala, dona o vende.

Aprovechar este momento para probar ropa que siempre tenemos dudas de usar.

Revisar bolsillos y botones.

Coser roturas y botones.

Guardar prolijo, no doblar las prendas en el aire. Cerrar botones y cierres.

Limpiar y lustrar los zapatos antes de guardarlos. No olvidar las zuelas. Llevar a la zapatería los que ya tengan muy gastado el taco.

Cambiar cordones viejos.

Cómo ordenamos el placard? En función de cuanto barral, estantes y cajones tenemos.

A mí, me dá resultado lo siguiente:

Colgado: vestidos, polleras, pantalones, remeras arregladas, camisas, enteritos y sacos.

Doblado: remeras, jeans, sweaters, shorts.

.

De lo más liviano a lo más pesado.

Por color.

Por ítems.

Colgar de lo más liviano a lo más pesado, teniendo en cuenta los colores.

De los más claros a los más oscuros.

Las camperas y sacos pueden colgarse, también por color, pero todas juntas, al final.

Para ahorrar lugar, sugiero colgar pantalones debajo de sacos, chalecos sobre camisas, varios pantalones del mismo color en una sola percha, doblar lo que no entre en el barral y viceversa.

Pero, fundamentalmente: aprovechar éste momento, que se da sólo 2 veces al año, para hacer limpieza y pensar en la alegría que le podemos dar a alguien más, regalándole lo que ya no usamos!