Y cuando digo tirar, no es literal.

Y cuando digo tirar, no es literal.

Con tirar me refiero a sacar. Esto puede ser donar, regalar, vender o TIRAR!

  • Por qué digo se aprende? Porque cuesta. Y a veces mucho.

  • «Tirar» ( y no le pongo más comillas que éstas), es sacar de nuestro lugar, nuestro espacio, nuestra casa, cosas que ya no necesitamos, que no usamos, que no nos sirven más.

  • En muchos casos, quizás, nunca las necesitamos, pero en algún momento las adquirimos, y están ahí. Molestando. Y no nos damos cuenta cuánto nos molestan, hasta que las sacamos. Y ese espacio vacío o con otra cosa, nos cambia la percepción de ese lugar por completo. Y esto repercute en nuestra propia percepción inevitablemente.

    .

    >Las 3 excusas para no tirar:

    .

  • No estoy nunca en casa. Por ende: no tengo tiempo. Huyo del caos.

  • Me aferro al pasado. Me da lástima. Me da culpa. Porque me lo regaló fulano, porque me costó un montón o porque lo tejió mi abuela.

  • Me aferro al futuro. Y si algún día lo necesito? Lo voy a guardar para mi hija cuando sea grande.

    .

    Sin desmerecer nada ni a nadie. Pero pensémoslo. .

    No es mucha la carga? No solo en cantidad, emocionalmente!!??

    .

  • La aparente calma del caos (porque está dentro de un placard o un cajón), se vuelve un volcán en erupción si sacamos todo lo que guardamos.

  • Es la única forma de darnos cuenta todo lo que acumulamos sin razón.

  • Una vez que lo destapamos por completo y tomamos conciencia de la cantidad de cosas que tenemos vs las que usamos o necesitamos, el click interno que hacemos nos moviliza profundamente y nos produce una sensación de liberación tan grande y gratificante que difícilmente querramos volver atrás.

    .

  • Sí, me puse profunda. Y eso que soy cero mística y no creo en nada raro. Pero sí creo en lo que les digo. Hagan la prueba, siempre hay algo por mejorar, y al vivir mejor nos dan más ganas de todo. O no?