Fiebre del orden y salida laboral al estilo Marie Kondo: cobran hasta 12 mil pesos por organizar vestidores, cajones y roperos

Fiebre del orden y salida laboral al estilo Marie Kondo: cobran hasta 12 mil pesos por organizar vestidores, cajones y roperos

Subidos al boom de la «kondomanía», en Argentina nacen otras referentes que acercan sus soluciones a cada hogar

La «kondomanía» se apoderó de la Argentina. Desde la reciente aparición de su serie en Netflix, la filosofía del orden que predica la exitosa Marie Kondo se volvió tema de debate nacional y, como todo fenómeno global, ya tiene sus discípulos locales.

Al igual que la gurú japonesa de 34 años -que mide 1,43 m y tiene dos hijos- hay argentinos que dictan talleres, brindan consejos y realizan visitas personalizadas en hogares y empresas para restablecer la armonía de cada espacio.

El pilar fundamental del Método KonMari se basa en desechar y conservar sólo lo imprescindible y aquello que «aporta felicidad». Algo que, según apunta la experta, debe hacerse de una sola vez y sin dejarlo a la mitad.

Las consultoras argentinas consultadas no están certificadas bajo el popular método de la japonesa: cada una desarolló su propia fórmula y la implementan, mediante sus emprendimientos, por todo el país.

Una de las más destacadas es Brenda Haines, quien dejó atrás su carrera en visual merchandising (orden y organización de los productos en el punto de venta de locales de indumentaria) y hoy es conocida en redes como @Tuespacioorganizado. Supera los 180 mil «me gusta» en su cuenta de Instagram, donde comparte su método propio para lidiar con el desorden.

«Durante más de 15 años me dediqué al armado de vidrieras lo cual tiene mucho en común, por ejemplo, con la organización de un vestidor, tanto en la prolijidad del doblado de las prendas como en la organización por paleta de colores y en la agrupación de las categorías», explica Haines.

Para Haines, una casa organizada ‘es la forma más fácil, simple y económica de acceder al lujo’

Un fracaso comercial, la sensación de etapa cumplida  y la lectura del primer libro de Kondo la llevaron a dedicarse al orden de manera profesional y a comenzar a hacer en las casas lo que hacía por su trabajo en los locales.

Su filosofía es contundente: «Una casa organizada es la forma más fácil, simple y económica de acceder al lujo».

Su modalidad de trabajo en líneas generales se divide en dos: por un lado comienza diseñando un plan de reorganización y, por el otro, intenta implementar un orden específico según el espacio a reorganizar de cada cliente. La idea es ofrecer procedimientos y trucos de reorganización, como así también, en caso de quererlo, los elementos necesarios, para que luego el cliente realice el orden por su propia cuenta.

Bajo una u otra modalidad, su objetivo es que sus clientes incorporen un sistema  para poder mantenerlo a lo largo del tiempo. Por día de trabajo de 6 horas,  el precio del servicio es de 8 mil pesos más IVA.

A su vez, luego de la organización, Haines ofrece un servicio de mantenimiento. Este consiste en volver a doblar todo prolijo, por color, y en reacomodar en caso de que algo no resultó práctico o se desordenó.

El objetivo es que los clientes incorporen un sistema  para poder mantenerlo a lo largo del tiempo. Por día de trabajo de 6 horas,  el precio del servicio es de 8 mil pesos más IVA

Al igual que como propone Marie Kondo, la implementación de contenedores y cajas con divisiones es indispensable para poder llevar a cabo las tareas. «Todos los contenedores, organizadores, cajas y perchas se cobran aparte», sostiene.

Haines brinda también un coaching de limpieza  que consiste en aprender técnica de planchado perfecto, doblado de indumentaria y armado de las camas. Cada sesión tiene un valor de 2 mil pesos más IVA por hora.

(…)